Saltar al contenido.

El Covid 19 destruyó 500 millones de puestos de trabajo, la caída del Empleo en el Mundo

El trabajo es una política de inclusión social.

Por Juan Pablo Chiesa

Especialista en Derecho del Trabajo y seguridad Social

Magister en Empleo y Políticas Públicas

El efecto catastrófico que ha tenido el COVID-19 sobre el trabajo en el mundo, provocó una caída del 14% en las horas de trabajo en el mundo en la segunda parte del año, cifra que equivale a la pérdida de 500 millones de empleos a tiempo completo con una jornada laboral de 48 hs. semanales.

Actualmente, el 94% de los trabajadores del mundo está en un país que sigue manteniendo las restricciones y los cierres de lugares de trabajo como consecuencia de la pandemia. En muchos países hay una fuerte contracción del empleo sin precedentes y la realidad de la situación actual en el mercado de trabajo, a variación de las horas de trabajo está reflejada tanto en despidos como en otras reducciones a consecuencia de la pandemia.

Latinoamérica fue una de las regiones más afectadas. El país más afectado de esta región fue Perú, en virtud del alto nivel de informalidad que existen su mercado de trabajo.

En el último semestre, el empleo en España y Brasil, cayó un 16%; en Estados Unidos el 11%; y en Argentina y Chile, un 13%.

Pero a nivel mensual, la Argentina experimentó una caída del 2,5% del empleo; mientras que Brasil sufrió un descenso del 7,5%, Chile el 12%, Estados Unidos el 10%.

En la Argentina, como en la mayoría de los países, la pandemia del coronavirus está produciendo graves consecuencias en la dinámica de la actividad económica laboral, con repercusiones directas en el empleo y los ingresos laborales.

El motivo por el cual los números a nivel mensual cambian tanto, pueden explicarse únicamente por la implementación en nuestro país de políticas públicas que lograron mitigar los efectos nocivos de la pandemia en contra del empleo como por ejemplo el ATP, los REPRO, positivas que no reciben asistencia directa del Estado, que en cierta forma mantuvieron abiertas a las empresas.

Asimismo, jugó un rol fundamental para evitar una caída drástica del desempleo, la prohibición de despidos sin causa y fundados en las causales de falta o disminución de trabajo o fuerza mayor, medida que fue recientemente extendida hasta el 30 de noviembre de este año mediante decreto 721/2020.

En las últimas horas, se dio a conocer la caída del empleo más abrupta de los últimos 15 años, pero lo que no tienen en cuenta es que, la caída del empleo también obedeció a la disminución del número de empleadores registrados ante la seguridad social informado por la AFIP. Las suspensiones fueron la válvula de escape.

Hago un enfoque particular en las mujeres trabajadoras, sin duda las más perjudicadas en términos laborales, por encontrarse sobrerrepresentadas en los sectores más afectados de la pandemia (turismo, alimentación, industria manufacturera) y por la desigual división en tareas de cuidado.

Las altas cifras de desocupación constituyen un récord histórico, un golpe al trabajo en una situación que refleja los altos niveles de informalidad en los distintos países, acentuadas por las restricciones sanitarias impuestas en función del avance de la pandemia.

Una de las principales consecuencias de la crisis laboral en el mundo tiene que ver con el aumento del nivel de inactividad laboral. Esto genera un aumento exponencial del desempleo en todo el mundo, no solo en la República Argentina.

Si consideramos el escenario argentino antes de la pandemia, Argentina, en comparación con otros países no sufrió una variación tan brusca en términos absolutos. Esto está íntimamente relacionado con la eficacia de las decisiones en materia política fiscal que mitigaron la pérdida de empleo en Argentina. Por ejemplo, la implementación de la condonación de las cargas sociales a 60 días; el ATP, a través del cual el Estado logró alcanzar a más de 250 mil empleadores, asistiendo en el pago del salario de más de 2 millones de trabajadores y trabajadoras; la suspensión de las ejecuciones fiscales; el subsidio, a través de los créditos REPRO para que las empresas se dediquen a la producción; y, fundamentalmente, la moratoria ampliada aprobada por el Congreso, que admite la evacuación de todas las deudas impositivas y previsionales de las empresas contraídas hasta el 31 de julio, para que su enfoque se centre en la productividad y la generación de empleo genuino.

Estas medidas ayudan, además, amortiguar la caída del nivel de consumo, prevenir el cierre de las empresas, fomentar el consumo privado y público, apoyando a las empresas para promover inversiones y, por supuesto, promover la actividad económica a través del gasto público directo en servicios sociales y sanitarios.

Existen tres escenarios a los cuales se apunta: la recuperación de la economía laboral, el consumo y las inversiones, a fin de limitar la pérdida del empleo en Argentina.

La economía laboral de las empresas se va a incentivar a través del apoyo financiero y productivo que el Estado otorgará a las Pymes, a través de créditos blandos y transferencia de fondos para que las empresas destinen a la producción.

La recuperación del consumo tiene que ver con el pago en tiempo y forma del auxilio del ATP a favor de los trabajadores, diferentes programas como los créditos para la adquisición de electrodomésticos de producción nacional; Ahora 12 y Ahora 18, que otorgan tres meses de gracia para el pago desde que se realiza la compra; los créditos del Banco de la Nación Argentina para la adquisición de motocicletas; y a nivel de economía laboral la línea de créditos productivos a 36 cuotas, con seis meses de gracia a una tasa del 22%.

La recuperación de las inversiones va de la mano de la persuasión y los incentivos a invertir a través de una garantía de seguridad jurídica, financiera y tributaria, la cual se brinda en el marco de los programas anteriormente mencionados.

El objetivo primario debe ser construir sociedades más justas con desarrollo sostenible, empleo digno e inclusión social.

(Foto: Catamarca Actual)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: