Saltar al contenido.

Calendario 2020: una pandemia marcada por los femicidios

En Argentina hay un femicidio cada 29 horas.

La mayoría de los asesinatos tuvieron lugar en los meses de enero, abril y octubre, a manos de una pareja actual y en la vivienda de la victima o domicilio compartido. La pandemia empeoró la situación. Aumentaron las llamadas al 144 y los pedidos de ayuda. Desde el 20 de marzo al 12 de noviembre hubo 175 femicidios. Repasamos los informes de auditoría al respecto.

El 25 de noviembre se conmemora el Día Internacional de la Lucha contra las Violencias hacia las Mujeres. En Argentina una mujer es asesinada cada 29 horas. ¿Cómo está el panorama y qué dicen los organismos de control al respecto?

Desde 2008, el Observatorio de Femicidios Adriana Marisel Zambrano saca un informe anual. “La pandemia nos obligó a comenzar a hacerlo cada 14 días, en donde empezamos a visibilizar cosas en relación a fallas que estaba teniendo el sistema, que brindaba una protección absoluta a nivel salud, pero se había olvidado y dejado de lado a las mujeres víctimas de violencia”, expresó María Laura Novo, abogada voluntaria del Área de Incidencia en Políticas Públicas de la Casa del Encuentro, en diálogo con este medio.

Según el último informe presentado por la Casa del Encuentro, desde el 20 de marzo al 12 de noviembre hubo 175 femicidios. “Encontramos muchos casos de mujeres con denuncias previas, con botón antipánico, que ya habían pedido ayuda al Estado. Pero se limitaron a tomar denuncias sin brindar una atención posterior, cuando los servicios de violencia de género son esenciales y deberían estar funcionando”, alarmó Novo.

La Línea 144 de atención, contención y asesoramiento para víctimas de violencia de género, recibió desde marzo a septiembre 60.449 llamados. Según la abogada, notaron «un incremento en relación a los llamados pero decrece el porcentaje que realiza la radicación de las denuncias. Entonces hay más mujeres realizando consultas, pero después no tienen acompañamiento o seguimiento para poder denunciar y esos son llamados de auxilio que quedan en la nada y que se pueden prevenir”.

La pandemia empeoró la situación porque la medida de prevención del COVID encerró a las mujeres con sus agresores los 7 días, las 24 horas. Incluso en donde no había violencia ahora empezó a aparecer. Por eso aumentaron las llamadas al 144 y los pedidos de ayuda. Además, en los últimos 25 días de septiembre hubo un femicidio cada 24 hs cuando antes el promedio era uno cada 30 y al principio de la cuarentena 2 cada 29 horas”, alertó Mabel Bianco, presidenta de la Fundación para Estudio e Investigación de la Mujer (FEIM).

Desde el área de prensa de la Auditoría General de la Nación (AGN), facilitaron cuatro informes al respecto. El primero que realizó el ente relacionado con la temática fue en 2003, cuando auditaron el proyecto de fortalecimiento de la asistencia técnica de género del Consejo Nacional de Coordinación de Políticas Sociales y del Consejo Nacional de las Mujeres. El más reciente, publicado en 2019, es sobre las acciones desarrolladas por el Consejo Nacional de las Mujeres (luego Instituto Nacional de las Mujeres), en el marco de la Ley 24.485 de Protección Integral a las Mujeres.

Según la AGN el Consejo Nacional de las Mujeres mostró “debilidades en el cumplimiento de lo establecido en las disposiciones de la Ley Nº 26.485”. Asimismo, observó “la falta de involucramiento e interacción en la realización de acciones conjuntas con las distintas jurisdicciones nacionales”. En cuanto a los programas, el organismo alertó por las “deficiencias en la implementación de políticas públicas relacionadas con la materia. Además, se comprobaron, entre otras cuestiones, demoras administrativas excesivas que restan efectividad al CNM”, reza el informe.

¿Qué dicen las auditorías sobre la violencia de Género?

La Agenda 2030 consta de 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible. Entre ellos el número 5, que se refiere a la igualdad de género. Las desigualdades son el ámbito donde se gestan las violencias. Desde la AGN auditaron la preparación para la implementación de dicho Objetivo, de el Consejo Nacional de Coordinación de Políticas Sociales, donde constataron “demoras en la coordinación para la obtención de resultados deseados”. Tampoco hubo un diagnóstico de necesidades y estimación de recursos para la implementación del ODS 5, ni análisis de riesgos. Por último, la Plataforma ODS Argentina, no estaba «en plena operatividad”, incluso actualmente.

En 2018, el organismo de control nacional, publicó otro informe en el que analizó la implementación de la Ley 25.674 y observó que el Cupo Femenino Sindical no se cumple. Además, verificó que no existen “mecanismos desarrollados para el control” de dicha normativa. Ahora, desde la AGN, trabajan con “Entidades Fiscalizadoras Superiores de los Paises del Mercosur y Asociados (EFSUR), en una auditoría referida al ODS 5 y 1, desde una perspectiva de género y feminización de la pobreza, coordinada por la Auditora General, Maria Graciela de la Rosa”, indicaron.

Por otra parte, desde la perspectiva institucional, “en el Colegio de Auditores Generales del pasado 30 de octubre se aprobó el Plan de Capacitación sobre Género, en el marco de la Ley Micaela. A su vez, el Comité para la Prevención y Erradicación de la Violencia Laboral de la AGN trabaja con enfoque de género”, explicaron desde el área de prensa del organismo. En la misma línea, la Auditoría General de la Ciudad de Buenos Aires firmó recientemente un convenio con la Universidad de Buenos Aires para capacitarse en género y violencia contra las mujeres.

Presupuesto 2021

La Oficina de Presupuesto del Congreso constató que las partidas para iniciativas de género ascienden a $1.293,028 millones, lo que representa el 19% de los gastos totales de la Nación. De esta forma, se incrementó un 1,4% pero al mismo tiempo, los fondos asignados para 2021 son 3,6% menos con respecto al 2020, contemplando la inflación.

“Las partidas este año son muy importantes y eso es bueno pero aún falta que se siga y acompañe. Sigue desarticulado el sistema de la justicia las fuerzas de seguridad, los servicios de salud y los de atención de violencia en municipios y provincias; entonces, por más que se aumenten los presupuestos, si no se articulan y no se ordenan las responsabilidades ni se comunican, la mujer está sola sin protección”, aseveró Bianco.

En el mismo sentido, Novo concluyó: “Vemos una subejecución del presupuesto del Ministerio de las Mujeres. Desde la Casa del Encuentro pedimos que sea desagregado y que se especifique a donde va destinado cada parte del monto para poder plantear políticas a largo plazo con seguimiento, monitoreo y números reales”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: