Saltar al contenido.

Polémica propuesta del sector inmobiliario: Proponen un subsidio para los inquilinos que tengan dificultades para pagar el alquiler

El sector privado busca que el Estado se haga cargo, mediante la implementación de lo que denominaron «tarjeta alquilar», de los altos costos que significa ingresar en una vivienda.

El Consejo Federal de Colegios Inmobiliarios de Argentina señaló que funcionaría «de la misma manera que se hace con las familias en sus necesidades alimenticias a través de distintos programas como por ejemplo la tarjeta AlimentAR».

El Consejo Federal de Colegios Inmobiliarios de Argentina (Cofeci) propuso la creación de una «tarjeta alquilar», para subsidiar a los inquilinos que se hayan endeudado en el pago de alquileres a raíz de la pandemia de coronavirus.

La entidad propuso que, en lugar de una nueva prórroga del congelamiento de alquileres, que vence el próximo 31 de marzo, «los inquilinos con necesidades para abonar el alquiler puedan ser asistidos por el Estado Nacional a través de una ‘tarjeta AlquilAR’”.

El Cofeci señaló que esto funcionaría «de la misma manera que hace con las familias en sus necesidades alimenticias a través de distintos programas como por ejemplo la tarjeta AlimentAR».

«Somos conscientes de que hay personas y familias que viven situaciones delicadas, con pérdidas de la fuente laboral, acumulación de deudas y sin acceder a soluciones reales», indicó Cofeci en un comunicado.

Agregó que «desde Cofeci entendemos que continuar con la prórroga indefinida del DNU con las actuales condiciones establecidas, profundiza la problemática de los inquilinos, propietarios e inmobiliarios, generando una incertidumbre angustiante».

La propuesta sugiere también «aplicar los programas de financiamiento ahora 18 y 24 para aquellos inquilinos que hayan generado deudas durante la prórroga del DNU».

Asimismo, proponen la eximición de impuestos nacionales y provinciales a las unidades habitacionales de hasta 60 metros cuadrados destinadas para alquiler, que se construyan por el termino de nueve años.

Consultado sobre la propuesta, el secretario general de la Cámara Inmobiliaria Argentina, Claudio Vodanovich, consideró que «es una propuesta interesante, apoyamos que se facilite tanto al inquilino como al propietario toda esta situación».

Sostuvo que «el punto está en generar una metodología que facilite a los inquilinos por un lado, y a los propietarios por el otro, resolver una situación que en algún momento va a hacer eclosión».

Vodanovich dijo que «el 31 de marzo si no continúa el decreto los inquilinos van a salir a la búsqueda de la renovación o nuevos contratos, la demanda va a explotar en un medio en que la oferta está retraída ya que muchos propietarios han decidido no seguir alquilando en estas condiciones».

«Al que invierte en ladrillo hay que incentivarlo, la persona de alguna manera lo pone en ladrillo y eso le sirve de solución a una familia que necesita alquilar una vivienda», agregó.

Cabe destacar en este punto, que los aumentos registrados en el rubro, en los últimos 4 meses, ronda el 62% en CABA, mientras que los números varían en el interior, pero todos superan el 40% de promedio. Hablamos de un sector que busca regularse a sí mismo, mediante la especulación inmobiliaria, aumentando los costos de alquileres por encima de la inflación, negándose a someterse a los registros que los obliga la AFIP a partir de marzo e incumpliendo parte de la Ley de Alquileres, la cual determina qué costos corren por cuenta del inquilino y cuáles por cuenta del propietario.

En conclusión, entendemos que el Consejo Federal de Colegios Inmobiliarios de Argentina propone que el Estado sea quien sea haga cargo de poner el dinero, en forma de subsidios, no para que la crisis habitacional no se profundice, sino para que su mercado siga teniendo los índices de facturación actual, los cuales se ven altamente perjudicados por los aumentos en la morosidad. Los alquileres se tornan impagables, principalmente, porque se trata de un mercado especulativo que se basa en la ley de la oferta y la demanda y que determina sus precios a consideración propia, sin respetar regla alguna.

Hace una semana se anunció la obligatoriedad de registrar en AFIP los movimientos que haga el sector, obligando a los propietarios a notificar a la Agencia Federal de Ingresos Públicos cuando la vivienda en cuestión pasa a ser alquilada. Las inmobiliarias fueron las primeras en poner el grito en el cielo, acusando de invasiva la norma que busca regular el mercado. No obstante, ahora son ellos quienes le solicitan al estado que la regule, pero, esta vez, a su favor.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: