Saltar al contenido.

El Estado y los derechos humanos, a 45 años de último golpe en la Argentina

Desde 2002, cuando se estableció del Día de la Memoria por la Verdad y la Justicia, los gobiernos argentinos tuvieron distintos grados de relación con los organismos de DDHH, además de darle mayor o menor centralidad a las políticas del área.

El próximo miércoles se conmemora el Día Nacional de la Memoria por la Verdad y la Justicia, para homenajear a las víctimas de la última dictadura militar, autodenominada “Proceso de Reorganización Nacional”, que usurpó el gobierno del Estado nacional argentino entre el 24 de marzo de 1976 y el 10 de diciembre de 1983.

El objetivo es construir colectivamente una jornada de reflexión y análisis crítico de la historia reciente, para intentar comprender los alcances de las graves consecuencias económicas, sociales y políticas de la última dictadura militar, y comprometerse activamente en la defensa de la vigencia de los
derechos y las garantías establecidos por la Constitución Nacional, y del régimen político democrático.

La fecha fue establecida en el año 2002 por Ley de la Nación N° 25.633, cuyo artículo 1º establece: “Institúyase el 24 de marzo como Día Nacional de la Memoria por la Verdad y la Justicia en conmemoración de quienes resultaron víctimas del proceso iniciado en esa fecha del año 1976”.

Desde ese momento, cuando Eduardo Duhalde estaba en el poder, los gobiernos siguientes tuvieron distintos grados de relación con los organismos de derechos humanos, además de darle mayor o menor centralidad a las políticas del área durante sus gestiones.

La primera presidencia de Néstor Kirchner tuvo una fuerte política de derechos humanos, con gestos profundamente valorados por las organizaciones, con las que selló una estrecha relación que se mantiene hasta la actualidad.

La fecha más icónica de ese período se dio el 24 de marzo de 2004, cuando se produjeron dos hechos clave.

El primero fue la decisión de Néstor Kirchner de descolgar los cuadros de los genocidas Jorge Rafael Videla y Reynaldo Bignone del Colegio Militar.
“Proceda”, le dijo Kirchner al entonces titular del Ejército, Roberto Bendini.

El segundo se produjo también ese día durante el acto en la ESMA, cuando se anunció su recuperación como Espacio de Memoria y Derechos Humanos.

Néstor Kirchner se convirtió en ese momento en el primer presidente argentino en pedir perdón en nombre del Estado nacional por los errores cometidos.

“Las cosas hay que llamarlas por su nombre y acá, si ustedes me permiten, ya no como compañero y hermano sino como Presidente de la Nación Argentina, vengo a pedir perdón de parte del Estado nacional por la vergüenza de haber callado durante 20 años de democracia tantas atrocidades”, dijo Kirchner.

1200 04032417

En ese acto, un joven Juan Cabandié hablaba por primera vez en público y contaba su historia: había nacido en ese lugar y su madre era una de las 30.000 personas desaparecidas.

La política de derechos humanos del kirchnerismo, que se mantuvo durante la presidencia de Cristina Kirchnerdio un escenario propicio para que avanzaran los juicios por delitos de lesa humanidad.

1200 100705005

Según datos oficiales, en febrero de 2021 se alcanzó la cifra de 1.000 condenados en juicios por delitos cometidos durante la última dictadura.

El ex presidente Mauricio Macri no tuvo la misma relación con los organismos de derechos humanos, y antes de ganar las elecciones, en 2014, una frase suya pareció marcar el futuro del vínculo.

“Mi gobierno (en la Ciudad) ha sido defensor de los derechos humanos, de la libertad de prensa, acceso a la salud y la educación. Ahora los derechos humanos no son Sueños Compartidos y los ´curros´ que han inventado. Con nosotros, todos esos curros se acabaron”, aseguró en una entrevista en diciembre de 2014, un año antes de asumir.

El primer 24 de marzo de su gobierno coincidió con la visita al país del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, y juntos compartieron el aniversario número 40 del Golpe con un acto en el Parque de la Memoria.

1200 1458833269160324007

Salvo por ese acto junto a Obama, Macri no volvió a realizar un evento oficial por el Día de la Memoria, y la distancia con los organismos se profundizó.

En 2018, tras años de marchas separadas, Abuelas de Plaza de Mayo, Madres Línea Fundadora y el Encuentro Memoria, Verdad y Justicia, realizaron una convocatoria conjunta. 

Ese 24 de Marzo, advirtieron al gobierno de Macri que no permitirían “ni un genocida suelto”, al criticar el beneficio de la prisión domiciliaria que se les había otorgado a algunos condenados por delitos de lesa humanidad y que estaba en evaluación para otros.

En la era Alberto Fernández, el aniversario 44 del Golpe se dio apenas iniciado el Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio (ASPO) del año pasado, por lo que no hubo actos multitudinarios por el riesgo de la pandemia.

1200 1585075339200324006

Este año, tampoco habrá marchas masivas por el Covid-19, pero la relación del Estado con los organismos volvió a recomponerse.

El Presidente encabezó este sábado un acto de homenaje a trabajadores detenidos-desaparecidos durante la última dictadura, junto a Taty Almeyda y la participación de Estela de Carlotto vía virtual, entre otros referentes.

“Los negacionistas siembran odio y los que tienen memoria siembran amor”, afirmó Fernández en la ex-ESMA.

Por Mayra García, para Noticias Argentinas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: