Saltar al contenido.

Cada vez más trabajadores piden ser declarados esenciales para ser vacunados o recibir un bono salarial

El reclamo se intensificó en el último tiempo, con la aparición del escándalo de las vacunas irregulares.

Si bien el gobierno sólo incluso a los docentes en los grupos prioritarios, se amplía el pago de bonos para premiar a quienes mantuvieron las actividades en pandemia. Un informe destacó que los trabajadores más afectados por Covid-19 son los del sector sanitario.

Con la llegada de cerca de un millón de vacunas producidas en China, el gobierno nacional anunció el inicio de la vacunación de docentes, uno de los sectores que había reclamado ser declarados esenciales, y estar en los grupos prioritarios de la inmunización. Hasta el momento, sólo los integrantes del sistema sanitaria fueron parte de la campaña, a quienes se agregan los trabajadores de la educación e integrantes de las fuerzas de seguridad.

Luego de conocerse el escándalo de la vacunación de privilegio, que terminó con la renuncia del ministro de Salud Ginés González García, más sectores comenzaron a pedir ser parte del plan, y así evitar los contagios. Además de aplicarles una dosis, ser parte de estos grupos permite reclamar un bono salarial similar al que recibieron los médicos y personal de salud que enfrentó el coronavirus, otra medida que gana fuerza en varios sectores.

Si bien los pedidos se multiplican, pocos lograron ser considerados. Así sucedió con los trabajadores del transporte público, que hasta el momento no serán vacunas. En algunas dependencias del Estado nacional se incluyó al personal entre los esenciales, lo que permitió recibir un bono salarial, como sucedió esta semana en la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC). Los empleados de supermercados, excluidos de estos beneficios.

Los nuevos reclamos para incluir a más trabajadores entre los grupos prioritarios para ser vacunas se intensificaron en estos días, luego del escándalo por la inmunización de políticos, funcionarios y empresarios. Como ya hicieron los integrantes de la Confederación Argentina de Trabajadores del transporte (CATT), los sectores que se consideran esenciales, y por lo tanto deben mantenerse activos, quieren evitar contagios, y recibir antes la vacuna.

Por el momento, sólo el personal de salud está incluido en estos grupos, y ahora se sumarán los docentes, a partir de la llegada de la vacuna de origen chino. Por el momento, las respuestas son todas negativas. Los más preocupados son los trabajadores de la salud, que dicen que faltan muchos integrantes de los equipos sanitarios que reciban la inmunización.

En este sentido, desde la Federación Sindical de Profesionales de la Salud (FESPROSA) le confirmaron a Gestión Sindical que pidieron una audiencia con la flamante ministra Carla Vizzotti para discutir la marcha de la vacunación. La entidad rechazó la “vacunación VIP”, y le pedirán a la funcionaria “profundizar la transparencia en el plan de vacunación será una prioridad porque esto lo demandan las y los trabajadores de la salud y la población en general, pero también resolver las deudas pendientes para con el sistema público”.

Los empleados de la salud son los más perjudicados por la pandemia, según los datos oficiales. Según un reciente informe del Sistema de Riesgos del Trabajo desde que se declaró la pandemia en marzo de 2020 y hasta el 11 de febrero pasado, “el impacto que tuvo el coronavirus en los trabajadores esenciales es este: sobre un total de 231.100 trabajadores esenciales contagiados, 54.137 son del sector de salud, de los cuales 228 fallecieron”.

“Los 54.137 trabajadores de la salud representan el 23 por ciento del total, seguidos por las fuerzas de seguridad, fuerzas armadas y bomberos que con 31.199 casos concentran el 14 por ciento de los casos”, destacó el trabajo, al que tuvo acceso Gestión Sindical. Otros trabajadores afectados son aquellos vinculados a las ventas minoristas de bienes y servicios con el 8 por ciento (18.225 casos), tareas de limpieza y mantenimiento el 6 por ciento (13.457 casos), transporte de pasajeros el 5 por ciento (12.095 casos), mientras que la seguridad privada el 3 por ciento (6.261 casos). “En relación a los casos mortales Covid por ocupación, los trabajadores de salud con 228 fallecimientos conforman el 25 por ciento. Los trabajadores de transporte de pasajeros con la pérdida de 95 personas el 10 por ciento. Seguidos por el personal de seguridad privada con 69 muertos y el de tareas de limpieza y mantenimiento con 62 decesos, representan un 7 por ciento cada uno”, destacó el informe oficial.

Hasta el momento, más allá de la campaña que se iniciará entre los integrantes del sector educativo, no hay inclusión de nuevos colectivos en la vacunación. Lo que sí se está incluyendo es a más sectores en el pago de bonos y sumar extras para quienes se mantuvieron activos en pandemia. Uno de los últimos casos sucedió en la ANAC, el organismo de aviación, que fue declarado esencial hace unos meses. Esta semana, desde ATE confirmaron que en marzo se pagará el plus salarial de 10 mil pesos.

“En la liquidación de los salarios de febrero, que se cobran en marzo, estará el pago del bono de 10 mil pesos acordado en la conciliación obligatoria con ATE”, recalcó Marcelo Belelli, secretario general de ATE-ANAC. En diálogo con Gestión Sindical, el dirigente explicó que “creemos que es un avance, que se comience a reconocer a todos los trabajadores de ANAC como esenciales, pero no termina la serie de reclamos que venimos realizando, como la creación de un Convenio Colectivo de Trabajo propio, reencasillamiento y pase a planta permanente”.

Además, la conducción del organismo se comprometió a gestionar la vacunación de los trabajadores que realizan tareas presenciales en todos los aeropuertos del país, en el marco de la campaña nacional que lleva adelante el Ministerio de Salud. “Valoramos mucho esta situación, que se logró gracias a la organización y la lucha de muchos de los compañeros de ATE, y esperamos poder transitar el resto de la negociación para poder arribar a las soluciones que venimos reclamando”, concluyó Belelli.

Incluso en algunos sectores esenciales la llegada de dosis es lento, y genera dudas. Esto ocurre en la Ciudad de Buenos Aires, donde los trabajadores de la salud nucleados en ATE reclamaron al ministro de Salud porteño, Fernán Quirós, “políticas activas en defensa del sistema sanitario”, a la vez que pidieron que se concluya con la vacunación de todos los trabajadores en los hospitales y Centros de Atención Comunitaria (CAC) de la ciudad.

“Ya estamos cansados de la falta de respuesta del ministro Fernán Quirós y el abandono que realiza en el sistema sanitario del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, donde los más afectados son los pacientes y los trabajadores», dijo el dirigente Héctor Ortiz, representantes de los trabajadores y trabajadoras de la salud de ATE.

Por Diego Lanese para Línea Sindical

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: